La tarea pendiente: «Diversificar la economía»

por | abril 6, 2022

Sólo la inversión genera riqueza, por tanto, debemos reconocer con valentía que la nuestra se encuentra gravemente enferma por la informalidad, la corrupción y el entreguismo a la fórmula del “piloto automático”, que no es otra cosa que la dependencia del valor de los métales en el exterior y la satisfacción de consumo ciudadano por la sobre importación de productos que aplasta las expectativas de crecimiento al empresario, emprendedor y productor nacional.

Momentos de auge económico durante nuestra era republicana han existido, como la famosa época del salitre, el guano y el caucho. Luego fue el auge de la harina de pescado y el petróleo refinado, lamentablemente todos esos picos económicos fueron desperdiciados por la imposición de la corrupción, boicots económicos imperialistas, y también, por concepciones ideológicas marxistas, que utilizando el populismo y la demagogia cerraron -cada uno cumpliendo su perverso rol histórico- la gran oportunidad para que el país se convierta en potencia regional si no mundial. Hoy tenemos el Litio y el gas al que mirando responsablemente el futuro de la patria se le debe dar un buen trato sacando el mayor provecho extractivo y de transformación.

Ahora, ya es hora de diversificar nuestra economía; no podemos depender sólo del llamado “piloto automático”. Tomemos como referencia entonces algunas proyecciones que realizamos a las publicaciones realizadas por el INEI sobre el Producto Bruto Interno (PBI) sobre el año 2021.

En minería e hidrocarburos, debemos establecer buenas alianzas con el sector privado para obtener capacidad para la exploración, explotación, transformación del mineral y del crudo en resguardo siempre del sagrado interés de la patria. En minería e hidrocarburos, debemos establecer buenas alianzas con el sector privado, pues, esta actividad económica aporta el 12% al PBI; vale decir, aproximadamente 55 mil millones de soles anuales en divisas al Perú; siendo esto, así, se hace necesaria las alianzas estratégicas para obtener capacidad tecnológica y financiera tanto para la exploración, como para la explotación y transformación del mineral y del crudo en resguardo siempre del sagrado interés de la patria. El Perú el 2021 ocupó el sexto país productor de oro en el mundo sólo detrás de China: 383,2 toneladas. Rusia: 329,5; Australia: 325,1; Estados Unidos; 200,2; Canadá; 182,9; Perú con 143,3 toneladas. Y, le siguen Ghana: 142,4; Sudáfrica: 118,2; México con 111.6 y el Brasil con 106, 4 toneladas… El Perú para enfrentar el crack mundial inminente y próximo, debe de ser capaz de solucionar la obtención reservas de oro por 30 años, para ello debe realizarse los esfuerzos que se requieran para formalizar la explotación de oro y así crecer en reservas; por lo que, se deberá crear el “Estanco del Oro” que garantice no sólo la sobrevivencia de la nación al “crack mundial” sino encontrar la oportunidad de su despegue a ser potencia regional y mundial.

De otro lado, el gas natural debe llegar a todos los hogares del Perú, para ello, se deberá extender la frontera de los gasoductos como misión prioritaria hacia los sectores más débiles. Siendo esto así, merece la responsable atención del estado. La explotación del Litio, es otro de los temas que debe llamar la atención, pues, realizando buenos convenios se puede asegurar el desarrollo del país por más de 100 años. En este sentido, creemos, deben realizarse reformas al título económico de la constitución política sobre la condición irrevisable de los contratos ley en casos de corrupción y de justicia para el bien común.

La actividad agropecuaria y agroindustrial conforme se encuentra, genera al país casi 20 mil millones de soles, imaginemos cuánto más se podría obtener si nos proponemos a la recuperación de la calidad de producción y transformación del algodón peruano para su exportación, entre otros productos. También debe merecer una mayor atención del estado los temas de financiamiento, capacitación, investigación de semillas, fertilizantes y pesticidas; diseños y construcción de granjas de aguas (reservorios), canalización, caminos y vías para el transporte de los productos del campo, todo con altísimo nivel tecnológico; además de garantizar un mercado interno e incentivar la asociatividad para el pequeño agricultor, así como la búsqueda de mercados externos la agroindustria. El sistema cooperativo debe competir en la intermediación de los productos cosechados a los mercados.

La pesca, tenemos que mirar también hacia nuestro mar. La pesca es una extraordinaria fuente de trabajo que milenariamente ha sido fundamental para la nutrición de los peruanos, genera y contribuye aproximadamente con 4 mil millones de soles anuales en divisas. Pero, también es cierto, que los gobiernos la miran hasta con cierto desdén. Los Demócratas Cristianos llevaremos la Justicia Social a las caletas y a sus protagonistas en todo nuestro litoral. En un futuro gobierno democristiano, tengan por seguro, hermanos del mar, que ustedes y sus familiares gozarán de una justa seguridad social, créditos para la mejora de sus embarcaciones y defenderemos el respeto a las contrataciones pactadas.

Nos preocuparemos además por la colocación de los productos marinos en nuestras escuelas y en los comedores populares. Expulsar las embarcaciones foráneas que dinamitan y depredan sin autorización nuestros recursos marinos, es defender el mar de Grau y dar seguridad nutritiva a los más débiles que son nuestros hijos.

Finalmente, sinceraremos los calendarios del Instituto del Mar; y, promoveremos la industrialización en alianzas estratégicas con el sector privado para asegurar el progreso”. La pesca industrial debe ser impulsada de manera estratégica y la pesca artesanal debe ser promovida en estándares justos, dignos y con seguridad social, los productos marinos deben ser utilizados en la nutrición infantil.

El turismo es una fuente económica, según datos de la Confiep, podemos señalar que al tipo de cambio actual, genera a favor del país alrededor de 10 mil millones de soles anuales que crea riqueza directa e indirectamente que los gobiernos centrales no han sabido aprovechar de las diferentes y variadas regiones cada una de ellas con diversas geografías, climas, costumbres y vestigios monumentales de civilizaciones antiguas, como tampoco de caminos y rutas de la historia, las ecológicas y de aventura, así como rutas artesanales y culinarias. Aquí los democristianos tenemos una gran labor que por promover.

  • Extraído del libro “Reflexiones Políticas y Decisiones Cristianas”, escrito por el doctor Carlos Gallardo Neyra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.