La técnica del boomerang – DESNUDANDO AL FUJI APRISMO CORRUPTO.

por | octubre 14, 2018

Por: Carlos Francisco Gallardo Neyra

Que busca esta clase política al seguir desafiando al Poder Ejecutivo. Solo una cosa: la disolución del Congreso.

Hoy los Apristas presentaron un proyecto para evitar que el referéndum tome en cuenta las consultas respecto de la reelección y la bicameralidad. Se ha sabido que por la tarde fue retirado. Sin embargo, según se dice habrían anunciado que el próximo día lunes los Apristas correrán las firmas para interpelar al primer Ministro, provocándose así una nueva crisis política sobre la actual y la anterior, lo que podríamos describir casi como un tsunami de problemas políticos insuperables. De ser ese el caso, el objetivo sería provocar la reacción constitucional del Presidente Vizcarra y éste cierre el Congreso obedeciendo al clamor y exigencia popular sobre la aplicación de sus facultades constitucionales. Un Ardid perfecto de la “mañoseria” y la oscura experiencia de la alta política.

El problema no está ahí. El tema es que luego del hipotético festejo ciudadano por la disolución congresal, el Presidente Vizcarra obligado por la Constitución, tendrá que convocar a elecciones legislativas a realizarse dentro de los próximos seis meses, pero, tendrá que hacerlo con las mismas leyes y con la participación de los mismos partidos inscritos, y de seguro, veremos como candidatos a los mismos cuestionados y corruptos congresistas que usan la ley para su conveniencia política. Recuerden que Mulder ha manifestado anteriormente refiriéndose al Presidente Vizcarra: “que venga aquí, que cierre el Congreso y luego nos veremos en las elecciones”.

Definitivamente, estos sinvergüenzas de la política, comechados del poder, no quieren soltar la mamadera. Pero, esa es la forma. El fondo se encuentra en la batalla abierta de la cual todo el Perú es testigo: la impunidad vs la justicia.

Ciudadanos estemos alertas. No olvidemos quienes son, no caigamos en el juego político de la victimización. Los Apristas saben muy bien como se hace y al parecer son maestros de dignos discípulos de la mala praxis política.

Amigos, eso en política se llama “boomerang”, es Maquiavelismo… No importa la moral ni la etica, no interesan los principios ni el como se haga, tampoco lo que se tenga que sacrificar, sólo importa la perdurabilidad en la posesión del control del poder y la evasión de la justicia.

La Democracia Cristiana se encuentra en estado de alerta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.