El Vaticano

por | mayo 18, 2018

El Papa defiende una unidad de las Iglesias en la diversidad.

Ante una delegación checoslovaca, el papa Francisco reafirmó su deseo de hacer avanzar el diálogo teológico católico-ortodoxo en un contexto de tensiones con Moscú.

Recibiendo, el viernes 11 de mayo en el Vaticano, al Metropolita Ratislav de Prešov, Primado de la Iglesia ortodoxa de las Tierras Checas y Eslovaquia, el papa Francisco, en un contexto de relaciones tensas entre ortodoxos, exhorta a profundizar en el diálogo católico-ortodoxo.

Recordando la figura de los santos Cirilo y Metodio que, procedentes de Grecia y tras pasar por Roma, evangelizaron las tierras de las actuales República Checa y Eslovaquia, Francisco destacó cómo los dos santos “consiguieron superar las divisiones entre las comunidades cristianas de culturas y tradiciones diferentes”.

“La unidad no significa uniformidad”

“Nos recuerdan que la unidad no significa uniformidad, sino la reconciliación de las diversidades en el Espíritu Santo”, insistió rezando para que el testimonio de Cirilo y Metodio “nos ayude a vivir esa diversidad en comunión”.

Francisco alabó entonces la participación de la Iglesia ortodoxa de las Tierras Checas y Eslovaquia en la Comisión mixta internacional para el diálogo teológico entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa.

Patriarcado de Moscú cambia de opinión respecto al ecumenismo.

“Espero que esta Comisión que aprobó en Chieti, en 2016, un documento sobre la relación entre primacía y conciliación en el primer milenio, pueda continuar profundizando en el diálogo sobre esta cuestión”, deseó el Papa.
Este apoyo del Papa a la profundización del diálogo ecuménico entre católicos y ortodoxos tiene lugar mientras que el Patriarcado de Moscú, con el que la Iglesia católica mantiene una relación históricamente cercana, cambia de opinión respecto a las relaciones entre católicos y ortodoxos.

El Metropolita Hilarión de Volokolamsk, responsable de las relaciones exteriores del Patriarcado de Moscú, acaba de expresar las dudas sobre una posible reconciliación entre católicos y ortodoxos, unos días después de que su Patriarca se mostrara, durante un viaje a Albania, como defensor de la unidad de las Iglesias cristianas en la lucha contra el terrorismo.

Además, el papa Francisco ha invitado, el 7 de julio, a Bari (sur de Italia) a los responsables de todas las Iglesias de Oriente Próximo para una “jornada de reflexión y de oración” ecuménica “sobre la situación dramática” en la región.

Aunque la lista de invitados todavía no ha sido publicada, se cuestiona la presencia del Patriarca Cirilo I de Moscú, mientras que Rusia ha intensificado su posición de aliado tradicional de los ortodoxos en Oriente Próximo, y Bari alberga las reliquias de San Nicolás, patrón de Rusia. El Patriarca ecuménico Bartolomé I de Constantinopla, podría también estar presente, a pesar de que las relaciones con Moscú podrían complicarse de nuevo debido a un estatuto de la Iglesia ortodoxa en Ucrania.

Nicolas Senèze, en Roma. La Croix

CORTESIA: Cesar Carmelino.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.